Fondo Patrimonial

Atestigua el desarrollo interno de la universidad y de sus funciones básicas: enseñanza, extensión e investigación como así también procesos sociales que sucedieron en la región.

El fondo patrimonial de la UNIVERSIDAD se divide en tres: “Gobierno y Gestión Universitaria”,"Movimiento Estudiantil" y “Gobierno y Gestión de la Región”.

Gestación de la Universidad Nacional del Litoral. Largo proceso, sucesión de acciones desde 1912 a 1919, distintas vías para desarrollar la lucha.

En Santa Fe, a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, actuaron círculos intelectuales y políticos progresistas que incidieron no sólo en la ciudad sino también en la región. Sus esfuerzos estuvieron encaminados a transformar y convertir a las instituciones educativas de mayor jerarquía, que tradicionalmente habían sido ámbitos de adoctrinamiento religioso y de promoción social para los sectores privilegiados, en espacios de formación de los nuevos cuadros dirigenciales y profesionales con carácter inclusivo.

Ideas de este tipo vertebraron los esfuerzos reformistas, al igual que el liberalismo democrático vertebró desde la acción parlamentaria y de gobierno, la batalla por la secularización y nacionalización del sistema educativo argentino. Las escuelas públicas y laicas basadas en las nuevas corrientes pedagógicas, como el Colegio Nacional, la Escuela Normal Mixta y la Escuela Industrial, constituyen ejemplos de ello.

Las nuevas juventudes, de las que surgió el grupo de estudiantes que impulsó el proyecto de la Universidad Nacional desde 1912, contaron con espacios para la lectura y el debate libres de las restricciones confesionales: escuelas estatales, bibliotecas públicas -como la “Cosmopolita”, la “Monteagudo” y la “Mitre”- y algunas redacciones de órganos periodísticos amigos. Su visión se enriquecía con la lectura de las obras de Joaquín V. González, Rodolfo Rivarola y Alfredo Palacio, y de proyectos y debates parlamentarios.

Durante el período 1912-1919 sucedieron acontecimientos paradigmáticos en la lucha por la creación de la Universidad Nacional del Litoral.

El mitin de 1912 y la reunión pro-creación de la Universidad de 1916, citada por el ex gobernador Manuel Menchaca –quien estuvo a cargo del poder ejecutivo de la provincia en el período 1912-1916–, dejaron huellas en el escenario santafesino; también el “mitin de la chusma” del ‘19. Cada uno de estos eventos fue protagonizado por estudiantes y miembros de las colectividades de inmigrantes, agremiaciones y asociaciones culturales y obreras de carácter liberal, progresista, laico y cosmopolita, decididos a avanzar en conjunto sobre el espacio de poder que representaba la educación oficial.

En esta lucha, los nuevos actores de participación política y ciudadana hallaron solución a una efectiva demanda de estudios superiores en la región, como también hallaron la sustancia germinal que impulsaría un proceso general de movilidad política y social y un espacio de expresión ideológica. En estos ideales que movilizaron a aquellas entidades cívicas, a comienzos del siglo XX, se hallaba la verdadera significación social y cultural de un amplio proyecto.

No es de menor importancia la presencia, en la vecina ciudad de Paraná, de la primera Escuela Normal del país, fundada por Sarmiento en 1870. Allí se formaron intelectuales y políticos del cambio, con una pedagogía de innegable base positivista para cuya popularización se dictó la Ley 1420. Dicha institución no sólo apoyó tempranamente la causa de los estudiantes santafesinos, sino que se integró al proyecto a partir del concepto de regionalidad, definido como característica de la nueva institución universitaria. Testimonio de esto es el Congreso de las Federaciones Estudiantiles de Paraná, Santa Fe y Rosario, realizado en 1915 con amplia repercusión y consenso favorable a nivel nacional.

La estructura pensada y defendida a capa y espada durante siete años de debate parlamentario, siguió el ejemplo de la Universidad Nacional de La Plata, que respondía a modelos anglosajones y germanos de tipo “moderno y regional” y donde, entre otras cosas, se preveía incorporar “servicios para la extensión popular”.

“La universidad ‘laboratorio’, ‘casa de trabajo’, donde se investigue la verdad, se observe, experimente y compruebe, es nuestra aspiración”, le confiesa la Federación de Estudiantes de Santa Fe a J.V. González, en carta del 23 de junio de 1915. A esto se sumarán luego las bases para la democratización del gobierno universitario, acordados en el 1º Congreso de Estudiantes Universitarios de Córdoba de 1918, el Congreso de la Reforma, que el 17 de octubre del siguiente año vería realizada una de sus conclusiones: la creación de la Universidad Nacional del Litoral.








La Gaceta Universitaria

Órgano de la Federación Universitaria de Santa Fe.
1919.(lupa)